Últimas noticias

jueves, 30 de julio de 2015

Celebración del 18 de Julio en Lucena



“FIELES AL 18 DE JULIO”
CONMEMORACIÓN EN LUCENA (CÓRDOBA)


Bajo el lema “Fieles al 18 de Julio”, y convocados por Fuerza Nueva-Andalucía, el pasado 18 de Julio se celebraron en la ciudad cordobesa de Lucena una serie de actos para conmemorar el 79º aniversario del Alzamiento Nacional que, acaudillado por el Generalísimo  Franco, marco el inicio de nuestra gloriosa Cruzada de Liberación.


Los citados actos se iniciaron a última hora de la tarde con una caravana de vehículos que, portando Banderas Nacionales, se desplazó hasta la Cruz  de los Caídos que se alza en la explanada del cementerio de Nuestra Señora de Araceli. Tras escucharse el Himno Nacional, se entonó “La muerte no es el final”, seguidas del toque de oración y una plegaria por los caídos.


Luego, el presidente de FN-Andalucía, Juan León y José Ruiz Lastra , miembro de la Junta Regional de FN, depositaron una corona de laurel con los colores nacionales al pie de la Cruz. A continuación, el presidente de Fuerza Nueva pronuncio unas breves palabras alusivas al acto (1),   y todos los asistentes pasaron a besar la Bandera situada en las gradas del monumento a los Caídos, concluyéndose con el canto del “Cara al sol” y los gritos de ritual.


Por ultimo, y en el emblemático restaurante “El Picadero” de la familia Flores-Aguilera, profusamente engalanado con Banderas Nacionales, junto con las de Fuerza Nueva , de la Falange y la Tradición,  tuvo lugar la ya tradicional cena de hermandad, que congregó a un importante número de militantes y simpatizantes de FN, llegados de distintos puntos de la región, así como una destacada representación del Movimiento Católico Español, encabezada por José María Caballero, delegado del MCE en Granada. Un gran retrato de Blas Piñar en el que rezaba el lema de la convocatoria presidió la cena.

A los postres se sucedieron las intervenciones de José María Caballero y de Juan León que cerró el acto (2). Las estrofas del “Cara al sol” y los gritos de ritual pusieron el broche de oro a esta jornada pletórica de patriotismo.

Málaga, 20 de Julio de 2015.


(1) Intervención de Juan León en el acto de Homenaje a los Caídos.
(2) Palabras pronunciadas en la Cena de Hermandad.

1/5
1. HOMENAJE A LOS CAÍDOS

 Ante la Cruz y la Bandera, símbolos sagrados de la Fe y de la Patria, nos congregamos en este 18 de Julio para rendir homenaje a los Caídos, desagraviar la memoria del Generalísimo Franco, proclamar el orgullo de sentirnos españoles sin complejos, que honramos nuestro glorioso pasado, y estampar un beso de amor y de respeto  sobre la enseña nacional.
Homenajeamos a los  Caídos, y lo hacemos públicamente, para testimoniar nuestro recuerdo y gratitud a quienes nos precedieron en el combate por Dios y por España, aquéllos que, en la defensa de tan sublimes ideales, ofrendaron sus vidas, victimados por el odio marxista, y a los que,  con esta falsa y sectaria “memoria histórica” que nos presentan, se pretende arrinconar y sumir en el olvido,  para sustituir a los  mártires y a los héroes por los enemigos de Dios y de España, por los asesinos de las checas, los profanadores  y los sacrílegos.
Reivindicamos el honor  que merece la egregia memoria de Francisco Franco, vencedor del comunismo, Caudillo de la guerra y de la paz, la espada más limpia de Europa, católico ejemplar y estadista sin parangón, que nos legó una España unida y en orden, con paz, trabajo y libertad verdadera, y nos sentimos orgullosos de haber tenido el mejor Capitán, el mejor Caudillo de todos los tiempos y de toda la  historia: ¡¡Francisco Franco!!
Repudiamos la vil campaña contra la figura y la obra del Generalísimo Franco, promovida por el gobierno socialista, mantenida después por el Partido Popular, aireada y amplificada por  los medios de comunicación, con el silencio y la complicidad cobarde de los que, en privado, se autoproclaman  “de los nuestros” , pero luego permanecen impávidos antes las ofensas y los ataques  que,  públicamente,   se profieren contra Franco  y reclamamos de la más alta Magistratura de la Nación, que tanto le debe al Régimen del 18 de Julio, su urgente intervención para poner coto a  estos desmanes.
Fuimos, somos  y seremos fieles al 18 de Julio y a los ideales que dieron vida a la Cruzada y, al contrario que otros que, con olvido de sus juramentos, reniegan de su pasado de forma vergonzante,  nosotros proclamamos a los cuatro vientos esa fidelidad; fidelidad que se sintetiza en el trilema de Dios, Patria y Justicia, principios de los que Fuerza Nueva hizo bandera desde su nacimiento y a cuya defensa, siguiendo el ejemplo aleccionador de nuestro fundador y  Jefe Nacional, Blas Piñar, ni hemos renunciado ni vamos a renunciar.
Como expresión de nuestra lealtad a España, a   la sangre  de José Antonio y de todos los Caídos,  y  a  la memoria de Francisco Franco, vamos  a besar con unción la enseña sagrada de la Patria, y vamos a ratificar, aquí y ahora , nuestro compromiso de proseguir, contra viento y marea, pase lo que pase,  fieles y  firmes  en el combate por Dios y por España.
Al depositar ese beso en los pliegues de  la Bandera,  y renovar el juramento de fidelidad que un día hicimos, repitamos, íntimamente, , desde lo más profundo de nuestro corazón,  las sentenciosas palabras de la fórmula ritual: “Si así lo hiciere que Dios y España me lo premien y si no, me lo demanden”.
 
¡Viva Cristo Rey!
¡Arriba España!


2/5

2. CENA DE HERMANDAD

Queridos amigos y camaradas:
La celebración de una efemérides, como la que hoy conmemoramos, adquiere para nosotros los que, en palabras de nuestro Fundador y Jefe Nacional, Blas Piñar,  “ fuimos, somos y seremos fieles al 18 de Julio” varios significados, que comportan otros tantos aspectos:  el recuerdo, el homenaje , la reivindicación y el compromiso.

I.  Ante una nueva conmemoración del 18 de Julio, aquí estamos los que fuimos, somos y seremos fieles a los ideales que dieron vida a la Cruzada Nacional para dar testimonio de esa fidelidad, que ni el tiempo, ni la arrolladora máquina del sistema liberal que padecemos han logrado sofocar, sino que, por el contrario, mantenemos en el momento presente con absoluta y decidida firmeza.
Conmemoramos una fecha histórica que supuso para España el inicio de una nueva era, superadora, por una parte,  de la decadencia decimonónica y, por otra, el reencuentro con su esencia nacional, amenazada por los enemigos de Dios y de España.
Conmemoramos hoy lo que para nosotros fue sin duda un verdadero Alzamiento Nacional, legitimado ante una situación caótica y necesario para que España mantuviera su fe y se impidiera la ruptura de la unidad histórica y política de la Nación.
Hoy, el 18 de Julio es, oficialmente, y desde hace tiempo, una conmemoración olvidada, arrojada del calendario, silenciada y amenazada por la llamada “ley de memoria histórica”… cuyo propósito no es otro que el de la “amnesia colectiva”
Y , a pesar de todo, el 18 de Julio sigue estando ahí; no como una fecha más del calendario, sino  como el espíritu permanente de la España eterna y metafísica que no muere: 
- la España de Don Pelayo y el Cid y la de Fernando III El Santo.
- la España de los Reyes Católicos , con la Reconquista y la obra civilizadora de América.
- la España  del Gran Capitán y  de los Tercios de Flandes, precursores de nuestra gloriosa Infantería
-  la España de Santa Teresa y San Juan de la Cruz
-  la España de Cervantes y  Calderón de la Barca
-  la España del Empecinado y Agustina de Aragón
-  la España de Onésimo Redondo y Ramiro Ledesma
-  la España de Matías Montero y José Antonio
- la España la de los bravos y heroicos defensores del Santuario de la Cabeza y del Alcázar de Toledo
- la España de los falangistas , requetés y soldados que combatieron en nuestro glorioso Alzamiento, y  la de los innumerables héroes y  mártires de la Cruzada que ofrendaron sus vidas en defensa de la Fe y de la Patria.
- la España de Franco, vencedor del comunismo, Caudillo de la Guerra y de la Paz, la espada más limpia de Europa , que nos devolvió el orgullo de ser españoles y nos legó una Nación que, resurgiendo de las cenizas, pudo levantarse y transitar por la sendas de la paz, el trabajo y el desarrollo creciente.

3/5

II. Esta es la España que recordamos y añoramos y  la que hoy rendimos homenaje en las figuras de su invicto Caudillo, Francisco Franco; del capitán de juventudes, José Antonio y de muestro fundador, jefe y maestro, Blas Piñar:
                                                                                                        
- la España de la Fe Católica, frente a la España atea.
- la España unida y patriótica, frente a la España rota y roja.
- la España del heroísmo y el valor, frente a la España adocenada, cómoda y cobarde.
- la España del orden, el trabajo y la prosperidad, frente a la España del caos , el paro y la ruina económica.
Pero, es difícil  levantar la bandera de la Fe cuando la Iglesia se te pone enfrente
Es difícil  levantar la bandera del patriotismo cuando la Patria te mira con malos ojos.
Es difícil levantar la bandera del orden cuando la mayoría de la
sociedad se siente más a gusto en el desorden.
Blas Piñar ,  que,  con  su visión profética, supo advertirnos de los males que hoy azotan a España, fue el cruzado que levantó todas esas banderas;  pero la sociedad a la que él tantas veces se dirigió, no quiso reconocerse en esas enseñas y prefirió el “mal menor” pudiendo elegir el “bien posible”.
III. Reivindicamos en el tiempo presente los principios y valores que inspiraron el Régimen Nacional del 18 de Julio, nacido de la Cruzada, y que hoy están ausentes de la vida pública española, como consecuencia de la traición, la cobardía y  el entreguismo complaciente de quienes - habiendo sido herederos y beneficiarios del Régimen - traicionaron sus juramentos, sintieron vergüenza de su pasado y nos trajeron la ruptura y el cambio y, con ellos, una constitución laica,   el separatismo de las autonomías , el terrorismo, el aborto , el divorcio, la inmoralidad y la  corrupción más escandalosas.
Para nosotros, para  los que seguimos siendo fieles, el 18 de Julio es luz y faro.
Luz, que nos ilumina en el tiempo presente de una Patria sumida en las tinieblas que se ciernen sobre España, herida de muerte por la amenaza separatista,  el terrorismo, el paro, la droga, la  corrupción, la inmoralidad, el desenfreno y el ataque permanente a sus valores más sagrados; y faro que nos orienta hacia el futuro para volver a empezar.

IV.Hemos superado los aplausos sin votos de los que “estaban con nosotros, pero no eran de los nuestros” y, una y otra vez, se refugiaron en el “voto inútil del mal menor”,
No pretendemos repetir el pasado, queremos, sencillamente, para nosotros y para todos recuperar el legítimo orgullo de ser “españoles sin complejos” que
- Ponemos a Dios por encima de todo.
- Defendemos la sagrada unidad de la Patria, su independencia y su soberanía.
- Honramos y respetamos su gloriosa bandera.
- Defendemos la familia tradicional y el derecho a la vida.
- Queremos una verdadera justicia social para todos los españoles, para los que reclamamos la máxima protección, frente a las actuaciones y consecuencias que se derivan del tratamiento irresponsable del fenómeno inmigratorio.

4/5
Finalmente,  esta conmemoración , que no puede ni debe anclarse  en la contemplación nostálgica del pasado, ni en la justa protesta que provoca la realidad  presente, tiene que ser motivo para reafirmar, proclamar y renovar nuestra fidelidad, nuestra lealtad y nuestro compromiso.

Seguimos montando guardia en la noche oscura de España, aunque todo lo que nos rodea invite al abandono y a la deserción.
Seguimos en el combate, tenemos la conciencia tranquila y hemos hecho nuestro el ¡no importa! joseantoniano,  que en palabras de Blas Piñar dice así:

Pero no importa el desierto
ni pisar la arena extraña
que la planta del pie daña
y hace el caminar incierto
Nos queda aún valor y entraña
nos queda vigor y lumbre
para escalar la montaña
para llegar a la cumbre
y gritar ¡Arriba España!.
El acto ha sido muy comentado en los periódicos locales y en las redes sociales, así como en algunos medios nacionales.
Los tolerantes no pueden tolerar que haya patriotas que se manifiesten como tales pacíficamente y se sienten ofendidos por los símbolos que no les gustan, como si nosotros no nos ofendiéramos con los que llevan otros.
 
Copyright © 2014 Acción Juvenil Española Share on Blogger Template Free Download.