domingo, 7 de octubre de 2018

Conmemoración de la Batalla de Belchite

 La Hermandad Nacional de Banderas de Falange de Aragón ha conmemorado el aniversario de la Batalla de Brunete, que costó 3.000 vidas de buenos españoles y la destrucción de un rico patrimonio artístico, sobre todo de carácter religioso. Fueron 3.000 con armas ligeras contra 80.000 rojos, apoyados por aviación, tanques y artillería.
La convocatoria contó con el apoyo del Movimiento Católico Español y de Acción Juvenil Española, así como Delegaciones de la Vieja Guardia.


 El acto principal tuvo lugar en Codo, población que también protagonizó la batalla, donde se yergue una ermita levantada en memoria de los muertos. Ante ella formó una escuadra de abanderados.
 Y enfrente un improvisado altar para celebrar la Santa Misa, rodeada por ambos lados por el público asistente, que siguió la ceremonia con toda devoción.
 Celebró el Santo Sacrificio el Padre José Luis, al pie de la Cruz erigida por la Confederación Nacional de Ex Combatientes. El Padre insistió en la necesidad de estar unidos a Cristo y vivir conformes con el Evangelio.
Las lecturas las hizo José Luis Corral.
Una vez finalizada la Santa Misa, se pronunciaron varios parlamentos. Félix, de Zaragoza, denunció la mentira de la democracia, que nos quiere engañar, sometiendo a nuestro pueblo y envileciéndolo, dividiéndolo y desnaturalizándolo.
Félix, de la Vieja Guardia de Barcelona, hizo presente el grave problema del separatismo, que se ha ido creciendo con cada Estatuto de Autonomía desde los años 30, Estatutos que le dan herramientos para engañar a la población, adoctrinar a los niños y expulsar a muchos españoles que no pueden vivir con esa presión.
José Luis Corral hizo hincapié en la necesidad de vivir el patriotismo acercándonos a los lugares donde nuestros mejores cayeron heroicamente, seguros de que Dios nos dará la Victoria, siempre que vivamos en Gracia y mantengamos inalterables nuestros principios, que proclaman nuestros himnos y nuestras banderas.
El Secretario de la Hermandad Nacional de Banderas de Falange de Aragón hizo un repaso histórico a los hechos sucedidos en Quinto, Codo y Belchite.
A continuación se colocaron las 5 rosas simbólicas, mientras se cantaba el "Yo tenía un camarada", del que ofrecemos un breve fragmento.
Después se cantaron los Himnos de la Cruzada, "Oriamendi", "Cara al sol" y el Himno Nacional con la letra de José María Pemán. En el vídeo que insertamos, el himno tradicionalista.

Brazos en alto como signo de paz, el saludo ibérico, que mostraba la mano sin armas, recogido por el Imperio Romano y convertido en saludo romano.
 Después, otra ofrenda floral en la Cruz que recuerda a los requetés del Tercio de Nuestra, que fueron muertos en combate o fusilados tras rendirse. Con ellos, un grupo de falangistas de las banderas 18 y 21 del capitán Santapau, que sufrieron la misma suerte. Cayeron juntos, falangistas y requeté. Lo que la sangre unió en el Altar de la Patria, que nadie lo separe. 180 requetés y los falangistas contra 15.000 rojos mucho mejor armados.
 Acción Juvenil Española tiene gran admiración por requetés y falangistas, a los que procura emular en su espíritu patriótico.
Precisamente llegó al lugar un grupo de peregrinos de la Hermandad del Tercio de Montserrat, que habían oído Misa en la Parroquia de Codo y se acercaron para rezar el Vía Crucis en torno a la ermita.

Una parte de los asistentes participó después en una comida de hermandad, alargando los momentos de camaradería y hermandad, tan necesarios para sobrellevar esta incansable lucha en defensa de Dios, la Patria y la Justicia.

2 comentarios: