miércoles, 3 de enero de 2018

2 de Enero Patriótico en Granada. Día de La Toma. Comienzo de la Unidad Nacional .

 La Ciudad de Granada celebra cada año el Día de La Toma, cuando los Reyes Católicos tomaron posesión de la ciudad y pusieron fin al dominio musulmán en España, tras la invasión del año 711 y 8 siglos de Reconquista.


 Aprovechando el día festivo, las fiestas navideñas y el buen tiempo, la gente, vecinos y forasteros, se echaron a la calle por miles y miles, llenando el centro, la calle de los Reyes Católicos y la plaza del Ayuntamiento.
 El patriotismo activo y consciente volvió a mostrarse públicamente, respondiendo a la desfachatez y la desvergüenza de un grupo antisistema (lo de antisistema es un decir, porque se afanan en la obra destructora del Nuevo Orden Mundial, apátrida y aconfesional), que sin que nadie haga nada grita, pita, protesta e insulta al Ejército, a España, a la Bandera, al Himno y al propio acto. Gravísimo contraste con los 4 años de cárcel para algunos y 2 y pico para otros a los que fueron condenados los 14 patriotas que entraron en Blanquerna durante un minuto. Los reventadores lo hacen horas y horas durante años seguidos sin que les pase nada por ello.
 La bandera española por excelencia, la que lleva el Escudo que aquellos Reyes Católicos nos merecieron, volvió a ondear orgullosa ante el Ayuntamiento.
 Mientras, un grotesco desfile de supuestos moros y cristianos, sin tradición alguna en la ciudad, intenta suplantar el acto conmemorativo con el patrocinio del mismo ayuntamiento dominado por una coalición o confabulación socialista-comunista-podemita.
 Por tal motivo, desde el año pasado, Fuerza Nueva Andalucía organiza un acto posterior al oficial, ante el Monumento a Isabel la Católica y Colón. Este año se sumó formalmente el Movimiento Católico Español, aunque sus militantes siempre han participado, desde el año pasado que se hace aquí y en años anteriores donde la presencia era ante el ayuntamiento en el acto oficial y una posterior comida de hermandad.
 Los turistas también se apuntaron a hacerse la foto histórica con las banderas.
 Presentó el acto Rafael Pineda, comenzando por el canto del "Isabel y Fernando" y luego el Toque de Oración Militar mientras se depositaba una corona de laureal adornada con lazos con la bandera de España.
 Habló José Luis Corral, Jefe Nacional del Movimiento Católico Español, que destacó la importancia del año 1492, posiblemente el más importante de la Historia de España. Además de consumar la Reconquista y recuperar la Unidad Nacional, el año de la Gramática Española de Nebrija, la expulsión de los judíos y el Descubrimiento de América.
Aquella Jornada del 2 de Enero de 1492 no hubo derramamiento de sangre. Pero sí hubo libertad para los esclavos cristianos, aherrojados en mazmorras y cargados de cadenas, que fueron rotas y en parte se hallan expuestas en la iglesia de San Juan de los Reyes en Toledo.
Finalizó aquella etapa negra. El fin de las razias, el olvido del tributo de las cien doncellas, los harenes, la esclavitud, la guerra, la muerte, la destrucción de los templos cristianos y de todas las esculturas.
Aquella religión prehistórica (aunque fuera inventada después del cristianismo), más propia de la Edad de Piedra, era tan cruel como las que descubrieron los españoles en América. Qué distinta la grandeza de España, su obra civilizadora y cristiana, el Testamento de Isabel la Católica, la protección de los indios, la prohibición de hacerlos esclavos.
Si algunos la echan de menos, a pesar de la continua barbarie protagonizada por individuos y grupos musulmanes, que se vayan con ellos a gozar de sus bondades. Pero España no puede avergonzarse de haber derrotado al Islam, que siguió dándonos guerra en las Alpujarras hasta su expulsión por Felipe III entre 1609 y 1613. Y siguió sufriendo a los corsarios turcos y berberiscos, aunque los derrotó en Lepanto y cien batallas más.
La nueva invasión islámica, revestida de inmigración y refugiados, ya la tenemos aquí y nos hará sufrir mucho si no lo remediamos a tiempo.

 También intervino Antonio Jesús Barrera por La Falange, el movimiento que ostenta el yugo y las flechas de los Reyes Católicos como símbolo.
 Por último Juan León, Presidente de Fuerza Nueva Andalucía, que reivindicó la actualidad de los principios nacionales y católicos que sustentaron los Reyes Católicos y denunció los graves atentados a la unidad nacional por el separatismo, a la riqueza nacional por el endeudamiento, a la continuidad biológica por el alarmante descenso de la natalidad y el crimen del aborto.



 Por último, "Oriamendi", "Cara al sol" e "Himno Nacional" con la letra de Pemán, pusieron fin al acto.
 Saludos imperiales hacia la Reina Católica y el Almirante Cristóbal Colón, descubridor de América.
 El Monumento, obra del genial escultor Mariano Benlliure para conmemorar el IV Centenario en 1892, representa un momento de las Capitulaciones de Santa Fé, por las que se encomendaba al Almirante la navegación y el descubrimiento bajo el patrocinio real.
 Después, una animada comida de hermandad, a cuyos postres Juan León reafirmó el propósito de continuar en la lucha. José Luis Corral enalteció estos actos que vamos realizando, fiel reflejo de la camaradería que vivimos, sin que nadie planificara este modo de lucha, sino que ha ido surgiendo espontáneamente. No sólo defendemos la Patria más hermosa y más gloriosa, sino que sabemos que España siempre tuvo razón en todas sus empresas. Combatimos con fe ciega en la Victoria, que vendrá cuando así le pluga a Dios Nuestro Señor, a cuyas órdenes, como Cristo Rey, estamos.
El Cara al sol se volvió a repetir con emoción y sentimiento, tras haber cogido fuerzas para aguantar hasta el próximo evento patriótico. Mientras, se planifican otros.

 La Sierra Nevada, magnífico paisaje que contrasta con la pertinaz sequía.
 Y las Casas-cueva, en Guadix, una realidad que hemos olvidado, pero de la que queda este botón de muestra, de cuando vivíamos en las cavernas. Miles de años de historia presentes en nuestra tierra. De aquí las Damas de Guadix y de Baza, muestras del arte íbero.
 Las nieves en la montaña explican la existencia de ciudades como Guadix, que bebe aguas claras de su sierra.
 En Granada capital, entre sus muchas maravillas, hoy nos quedamos con la Iglesia de los Jesuitas, en un estilo neovisigótico y neomudéjar, propio de finales del siglo XIX.
 Un magnífico Sagrado Corazón de Jesús nos saluda en la fachada. El interior también bello y solemne, con confesor dispuesto, aunque algunos altares laterales han sido sustituidos por horrendos murales.







No hay comentarios:

Publicar un comentario