martes, 31 de octubre de 2017

Ha fallecido el Padre Alfonso Durán López, fundador de Miles Jesu

Ha fallecido en Madrid el Padre Alfonso María Durán López, fundador de Miles Jesu en 1964 en los Estados Unidos. Contaba 86 años de edad. Ha sido enterrado hoy, Víspera de Todos los Santos, en el cementerio de Ávila.
En la foto aparece en julio de 2004 en Santiago de Compostela, junto al Cardenal López Trujillo, imagen captada por nosotros y una de las pocas que se pueden encontrar de él. Se celebraba uno de aquellos congresos que promovió de "Camino a Roma", agrupando a célebres conversos a la iglesia Católica de todo el mundo, que ofrecían sus testimonios.
Así hablábamos de él en nuestra web:

El Padre Alfonso María Durán, español, claretiano y director de ejercicios espirituales hasta que fundó "Miles Jesu". Incansable promotor de los méritos de la Reina Isabel la Católica, él mismo recibió la curación de un gravísimo derrame cerebral que le tuvo en coma 4 días, con pronósticos médicos de muerte irremediable, hasta que sanó en el mismo momento en que ofrecían por él una Misa ante la tumba de la Reina Isabel. Llenó de optimismo el Congreso con el recordatorio de las numerosas conversiones que hay a la Iglesia Católica en todo el mundo, que sigue creciendo espectacularmente en fieles y en vocaciones sacerdotales y religiosas. Hemos pasado de 680 millones de fieles en 1978 a 1070 millones en la actualidad. Y de 60.000 seminaristas a más de 100.000.

Precisamente estos días de 2017 se ha publicado el Anuario Estadístico de la Santa Sede. Somos ya 1.284 millones de católicos y hay 400.000 sacerdotes y 116.000 seminaristas.
Conocimos y tratamos a varios de aquellos jóvenes, algunos sacerdotes, de Miles Jesu, que usaron nuestra sede de la calle Alcalá 146 durante un buen tiempo. Eran gente excepcional, amable, simpática y optimista. Vivían especialmente la pobreza, hasta el punto de no comprar nada para su sustento y quedar a expensas de lo que recibieran en caridad.
Con posterioridad, siendo el Padre Durán ya bastante anciano y con la salud muy deteriorada, Miles Jesu fue intervenida por la Santa Sede y se publicaron noticias sobre supuestos abusos y una disciplina excesiva. No hemos podido verificar nada de todo eso. 
Nosotros sólo vimos mucha fe cristiana, entrega, valentía apostólica, disponibilidad y eficacia; jamás pudimos observar nada reprochable. 
Asistimos a varios Congresos de "Camino a Roma", que tuvieron testimonios estremecedores. Somos testigos de su lucha por difundir la figura y la estima de Isabel la Católica, su misión en Ucrania y su espíritu apostólico. Además, el Padre Durán era muy simpático, tenía don de gentes y una gran personalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario