miércoles, 21 de junio de 2017

Conferencia de Eduardo Vital en San Martín

 El hispanista Eduardo Vital ha pronunciado una conferencia en el salón de actos del Templo Eucarístico de San Martín, en Madrid. Sobre los dos siglos de dominio masónico en Méjico, con un pueblo cristiano como pocos.
Vital se remontó a los antecedentes de la Conquista y el fin del cruel imperio azteca y sus sacrificios humanos, la expansión cristiana desde la aparición de la Virgen de Guadalupe, la grandiosa obra de Civilización y construcción de la Nueva España, que llegaba más allá de la mitad de los actuales Estados Unidos e incluso Alaska. Cómo el comienzo de la Independencia se produjo por no acatar al Rey Intruso, José Bonaparte. La agresión anexionista de los Estados Unidos y su continua injerencia en Méjico para establecer gobiernos masónicos, hostiles a la Iglesia y servirles con respecto a los gringos.
Se detuvo especialmente en la guerra cristera provocada por las inmundas leyes anticatólicas de la Revolución de 1917 y los gobiernos de Plutarco Elías Calles.
 El público asistió muy interesado e hizo preguntas al final. Así salió el caso de Benito Juárez, que odiaba a la Iglesia aunque se educó en el seminario, y nacionalizó los bienes de la Iglesia, muriendo un 18 de Julio de 1872. Un sacerdote vio en la Sagrada Hostia cómo el infame enemigo caía al infierno.
Un 17 de Julio de 1928 caía otro enemigo jurado de la Iglesia, Bernardino Obregón, asesinado de un disparo a quemarropa por el pintor León Toral. Otro feroz enemigo, Garrido Canabal, que se declaraba enemigo personal de Dios y persiguió más que nadie a los católicos, murió exiliado en 1943, con su estatura reducida a la mitad, él que presumía de tan buen mozo y guapo.
Se quedaron muchas cosas en el tintero, por la falta de tiempo, por lo que las siguientes conferencias de Eduardo Vital se esperan con expectación.
 Previamente a la conferencia, se celebró la Santa Misa en el grandioso templo de San Martín.

 Los carteles anunciaban la conferencia.

Eduardo Vital, ante la fachada principal de San Martín, en restauración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario