miércoles, 3 de mayo de 2017

Emotivo recuerdo de los Héroes del 2 de Mayo

El 2 de mayo, histórica fecha de la sublevación del pueblo de Madrid contra el invasor francés, liberal y revolucionario, ha sido celebrado con solemnidad por el Movimiento Católico Español y Acción Juvenil Española.
La cita fue en el Obelisco en su memoria, erigido por el pueblo de Madrid en 1840, en el Paseo del Prado, en la Plaza de la Lealtad, cabe Neptuno.

 La escuadra de militantes abanderados quedó preparada poco antes del inicio del acto.
También se dispusieron sillas para que hicieran uso de ellas quienes lo prefirieran.
 El acto dio comienzo con la colocación de las 5 rosas simbólicas en la verja que circunda el obelisco.
 5 rosas rojas que simbolizan el sacrificio y la sangre, el honor y la lealtad, adornadas con los colores patrios.
Mientras se colocaban se escuchó el Toque de Oración militar, que fue seguido en posición de respeto hasta que terminó. Después se rezó un breve responso.

Un selecto grupo de amigos y camaradas nos acompañó. Entre ellos, Vidal Mayor, Valentina Orte, Paloma Uruñuela, Santiago Cabezudo, César Pérez de Tudela, Francisco José Rodríguez de Velasco, etc.
 Pronunció un discurso José Luis Corral, Jefe Nacional del Movimiento Católico Español y de Acción Juvenil Española. Repasó aquellos acontecimientos históricos, la Guerra de la Independencia, que duró 6 años y costó 600.000 muertos. Al francés no se le combatió tanto por francés y extranjero, como por liberal, ateo y revolucionario, porque iba contra todas nuestras tradiciones, contra el ser propio de los españoles. Cuando todo falló, desde la Corona al Consejo de Castilla, la nobleza y el alto clero y los mandos militares, el pueblo no falló. El pueblo es la última esperanza de España. Un pueblo que reacciona fieramente cuando se siente engañado.
También el pueblo español está engañado ahora por unos políticos y creadores de opinión abducidos por aquellas mismas ideas que combatió el pueblo de Madrid y toda España un 2 de mayo. Hoy como entonces sigue teniendo validez el angustioso llamamiento del Alcalde de Móstoles: Españoles, la Patria está en peligro, acudid a salvarla.
Cuando nuestra natalidad es bajísima y no garantiza el repuesto de la población, envejecida y amenazada de eutanasia, cuando la invasión de otras gentes con otra cultura, religión y mentalidad es un hecho, cuando nuestra economía y nuestra política y hasta nuestro ejército están supeditados a poderes mundialistas, cuando se ofende a España y sus símbolos, desde la bandera al jefe del estado, sin reacción alguna, es menester que el pueblo español reaccione. Nosotros somos pueblo español, una minoría inasequible al desaliento que llama a sus compatriotas a despertar.
Hoy la amenaza no viene de Francia. Por el contrario, viene la esperanza de un pueblo que ya no aguanta más y de un Front National que se hace depositario del voto de muchos millones de franceses que dicen ¡Basta! 
Con el mismo espíritu de nuestros antepasados, estos actos nos sirven para honrarlos, para tomar ejemplo, para comparar con nuestro presente decadente y para proponer el heroísmo, el honor, la independencia y la resistencia contra las nuevas invasiones. Hoy, como ayer y como siempre:
¡Viva España! ¡Arriba España! ¡Viva Cristo Rey!


Atención en la gente, que escuchó con atención. Incluidos muchos transeúntes que se paraban a escuchar y hacer fotos. El buen sonido de la megafonía y la vistosidad de las banderas en lo alto de la escalinata conseguían que también los muchos vehículos que circulaban por el Paseo del Prado vieran y escucharan.

A continuación, se recitó de forma colectiva la Oda del 2 de Mayo, de Bernardo López García.



 Por último, el Himno Nacional, cantado con la letra de José María Pemán.


Al final, los corrillos y conversaciones, mientras la megafonía repetía la Oda del 2 de Mayo, recitada por Carmen Apolo y otras melodías como El Sitio de Zaragoza, jotas y zarzuelas.

Y allí quedó el Obelisco. Y allí quedó la llama. Y allí quedaron las rosas. Y allí quedaron los muertos.
Pueden verse las fotos en grande pinchando sobre ellas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario