viernes, 1 de abril de 2016

Misa en Los Jerónimos el Día de la Victoria

El magno templo gótico de San Jerónimo el Real acogió nuevamente la celebración de la Santa Misa, en Acción de Gracias por el fin de la persecución religiosa en España y en sufragio por las almas de todos los Caídos por Dios y por España.
Presidió entre los fieles la hija del Generalísimo, Duquesa de Franco, a quien puede verse en la imagen un rato antes de la función religiosa.
Estuvo acompañada por miembros de la Fundación Nacional Francisco Franco como Pedro González-Bueno, José Luis Jerez, María del Pilar Amparo Pérez, Juan Blanco y Benedicto Martín-Amores, entre otros.
Todos ellos en el lado de la Epístola, que da acceso a la Sacristía, con el águila de San Juan de los Reyes Católicos ennobleciendo la puerta gótica flamígera.
Del otro lado estaban las delegaciones del Movimiento Católico Español y de Acción Juvenil Española, con José Luis Corral al frente, y de la Unión Seglar de Madrid, con su Presidente José Fernando Silva. También estuvo Pilar Gutiérrez, así como la familia Espona.
 Celebró el Santo Sacrificio Eucarístico el Párroco, Don Julián Melero, que recalcó la oportunidad de dar gracias sobre todo en este tiempo de Pascua al Hombre que ha cambiado la Historia, al que nos ha redimido y ha resucitado. Pero el hombre también tiene sus vicisitudes y su vida propia, por lo que no está de más recordar y celebrar aquellos episodios en los que muchos de los nuestros dieron su vida y se sacrificaron por una España mejor, fiel a sus tradiciones y principios seculares.
Tenemos una gran Patria y una historia gloriosa como pocas naciones. Debemos cuidarla y defenderla y seguir manteniendo vivos esos valores que algunos se empeñan en desmantelar para construir otra sociedad completamente distinta, sin respeto ni a la naturaleza ni a nuestras tradiciones.
Es bueno encontrarse para ello y por eso esta Parroquia acoge con agrado estas celebraciones.
En las preces, Benedicto Martín-Amores pidió por el Papa, clero y fieles; por el Caudillo y nuestros Caídos; por España y por esta Parroquia.

Tras la Consagración, el Himno Nacional resonó solemne con los acordes del gran órgano del templo.

Al finalizar la Misa, José Luis Corral despidió a Carmen Franco, a quien obsequió con uno de los calendarios patrióticos.
Ya en la calle, las banderas de la Cruzada, acompañadas por las de MCE y AJE, ondearon al aire y se cantó el "Cara al sol".