viernes, 5 de diciembre de 2014

A los 122 años del nacimiento de Francisco Franco, Caudillo de España por la Gracia de Dios

 Con motivo del CXXII Aniversario del nacimiento de Francisco Franco Bahamonde, Caudillo invicto de España, la Fundación Nacional Francisco Franco ha celebrado una cena en su honor, presidida por la Excelentísima Señora Duquesa de Franco, Doña Carmen Franco Polo, a quien puede verse en la imagen en la mesa presidencial, entre el General Blas Piñar y Ricardo Alba, Secretario de la Fundación. A la derecha de la foto, el Vicepresidente Ejecutivo de la misma, Jaime Alonso.
 Al acto asistió numerosísimo público, que abarrotó el amplio salón del restaurante, habiéndose de habilitar mesas supletorias hasta conseguir acomodar a todos.
 Bendijo la mesa el Padre César, pronunciando también unas palabras de oración el Pope ruso que acompañaba a la delegación militar de los rusos blancos, que también lucharon en la Cruzada a las órdenes del Generalísimo. Se puede ver al religioso ruso al fondo de la foto, si se amplía pinchando en ella.
 Sin duda, el protagonista de la noche fue el ex ministro José Utrera Molina, hombre intachable y leal como pocos, que ha querido ser encausado por una pseudojueza argentina como responsable de unos inexistentes "crímenes del franquismo", que juzgó y condenó conforme a la ley, al derecho y a la justicia universalmente reconocida y practicada, a unos terroristas; cuando pagaban con su vida sus horrendos crímenes, no como ahora que salen ahora libres para vanagloriarse de sus fechorías y escarnecer a las víctimas y sus deudos, así como agraviar a todos los buenos españoles.
Utrera explicó que ha recibido unas 900 llamadas telefónicas de solidaridad y quiso destacar la de Benito Ruiz, a quien no recordaba, pero que fue un comunista condenado a pena de muerte que le escribió para solicitarle ver a su madre moribunda. Aunque Utrera era Gobernador Civil de Ciudad Real y el preso estaba en otra provincias y él  no tenía atribuciones, movió Roma con Santiago hasta que consiguió que se cumpliera el deseo del preso, que más tarde fue liberado y le visitó, guardando desde entonces una cordial amistad y gratitud.
Utrera proclamó una vez más su falangismo, pero no porque se considere un teórico de la doctrina política, sino por su amor a las rosas, a las flechas y al Cara al sol.
 En la imagen puede verse al Coronel Alemán, Ex Presidente de la Confederación Nacional de Ex Combatientes y a los responsables de ANCIS, Juan Carlos Gentile y Alejandro Bozza, que fueron nombrados y titulados como asociación hermana, por lo que recibieron el correspondiente diploma. A la derecha del todo puede verse a Alfonso Arteseros, el creador y director de "España en la memoria" y "España en mi memoria".
 También fue distinguido el Conde Grazziani, en la foto. Y Juan León Cordón, Juan Solano Heredia, Miguel Menéndez Piñar, el magistrado Luis Martínez Palomares, Julio Iranzo Domínguez, ex Gobernador Civil y Jefe Provincial del Movimiento en Guipúzcoa,  y otros caballeros y damas de honor de la Fundación, de todos los cuales darán cumplida cuenta la web de la Fundación Nacional Francisco Franco y su boletín.
Particular gracia despertó Nati Mistral, también diplomada, que relató un par de anécdotas. Una, cuando estuvo en Buenos Aires y un empresario judío le reprochó su franquismo y le aseguró que harían un teatro para ella en el Valle de los Caídos. Otra, cuando tuvo que recordarle públicamente a Esperanza Aguirre que la Seguridad Social no es de ahora, sino de Franco. Y cuando la liberal replicó malhumorada "sería lo único bueno que hizo" le contestó que también el Rey, ya que es tan monárquica.
Muchos y selectos invitados, como la Condesa de Romanones, Jaime Martínez-Bordiú Franco, nieto del Caudillo; Antonio Gibello, Ricardo Sáenz de Heredia, hijo del director de cine José Luis Sáenz de Heredia, que recibió otra mención; Luis Felipe Utrera-Molina, Antonio Vallejo Sanjuan, Emilio de Miguel, Gonzalo Grasa, Benedicto Martín-Amores, Pedro González-Bueno, Mari Carmen Palomares, José Luis Corral, José Luis Jerez y un largo etcétera. Presentó, con su maestría habitual, Wenceslado Fernández.
Las palabras finales fueron de Jaime Alonso.
Para terminar, los himnos de Rusia "Dios salve al Zar", de Italia y de España, cantado con la letra de José María Pemán.