miércoles, 2 de abril de 2014

Celebración de la Victoria en Oviedo

La Hermandad de Defensores de Oviedo, presidida por Fermín Alonso Sádaba, celebró ayer, en el 75.º aniversario del final de la Guerra Civil, una misa en memoria de los caídos de los dos bandos, en la iglesia de San Francisco de Asís. Al acabar, los asistentes rezaron un padrenuestro ante el monumento de la Gesta y un gaitero tocó el himno nacional. Con anterioridad, antes del acto religioso, la Hermanad de Defensores había depositado una corona de laurel en el monumento a Franco, en la plaza de España.