domingo, 6 de mayo de 2018

Concentración en defensa de la calle Millán Astray

 Se ha celebrado una concentración en favor del mantenimiento del nombre de la calle General Millán Astray, que ha sido cambiado apresuradamente por el sectario ayuntamiento podemita de Madrid, que encabeza una comunista recalcitrante llamada Manuela Carmena. El acto fue convocado por la Plataforma Patriótica Millán Astray. Asistió Peregrina, la hija del mítico y heróico General, cuyo nombre daba título a esta vía madrileña del barrio de Aluche desde 1927.
Usó de la palabra sobre todo Guillermo Rocafort, que dio paso a algunas intervenciones intercaladas. Todos rechazaron la injusta medida tomada y defendieron el honor del General y de la Legión Española, caracterizada por su patriotismo y su heroica defensa de la Patria por encima de partidismos políticos.


 Asistieron cientos de personas, no faltando algunas banderas y atuendos legionarios.


 También las camisetas daban cuenta del espíritu legionario que motivaba a los presentes, en su mayoría varones de muy distintas edades, desde jóvenes a mayores. También había militares jubilados, aunque el calificativo no es muy apropiado para unos caballeros españoles que siempre serán soldados hasta el día de su muerte.
También estuvo José Luis Corral, en la foto con un joven militante de AJE.

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. "La izquierda no siempre asesina, pero siempre miente" - NICOLÁS GÓMEZ DAVILA

    ResponderEliminar
  3. Millán Astray, uno de los ALFAS ESPAÑOLES del siglo XX era un espíritu tardío, un héroe militar que encajaba más en un poético y glorioso Siglo de Oro que en un siglo XX decadente y fratricida. Porque Millán-Astray no era otra cosa que el volksgeist encarnando la figura de un loco militar africanista de macabra estampa cervantina. Los ALFA modernos no podemos sino encontrar en la persona de Millán-Astray un semejante que bien probó que los cánones que rigen el mundo moderno son incompatibles con nuestra furia española: implacable siempre, sedienta de grandes hazañas, HONRA soberbia, ORGULLO bravo, demostración de COJONES y un poderío pasional y temperamental connatural a nuestra viril raza: siempre altiva, recia, tosca, barbuda, aguerridal, austera, irreductible, impertérrita.

    ResponderEliminar