jueves, 2 de noviembre de 2017

Solemnes honras fúnebres por los Caídos en San Antonio de los Italianos

 En la Basílica de San Antonio de Padua, popularmente  conocida como San Antonio de los Italianos, han tenido lugar solemnes honras fúnebres con motivo del Día de los Difuntos por todos los Caídos que se encuentran sepultados en la Torre Sagrario militar de esta iglesia, mandada construir por Benito Mussolini para albergar los cuerpos de los muertos en la Cruzada Nacional de Liberación Española. También están un buen número de italianos que combatieron en el bando contrario con las Brigadas Internacionales. Las oraciones son por todos.


 No pudiendo asistir este año la Asociación Nacional de Combatientes Italianos en España (A.N.C.I.S.), han sido sus camaradas españoles los que han tomado la representación. Particularmente, la Hermandad Nacional de Banderas de Falange de Aragón, la Hermandad de la Vieja Guardia de Barcelona, el Movimiento Católico Español y Acción Juvenil Española.
 Asistió numeroso público, a pesar de ser un día laborable no festivo. El órgano y los cánticos solemnizaron sobremanera la función religiosa, seguida con devoción y emoción.
El Sacerdote predicó sobre la realidad de la muerte y la necesidad de acercarnos a Jesús, que nos salva, para parecernos cada vez más a Él.

 Los abanderados portaron las banderas españolas de la Cruzada.
 Durante la Consagración, las banderas se rinden ante la Venida del Señor Nuestro Dios. Y se inclinan en cada elevación.

 Tras la Santa Misa, los abanderados y buena parte de los asistentes se dirigieron a la Torre donde están sepultados los Caídos.
 Toque de Corneta.

 Responso del Sacerdote.
 Para finalizar, se recitó la Oración de los Caídos, de Rafael Sánchez Mazas y se cantó el "Cara al sol".
 Hubo una visita a la Torre. Una maqueta da una mejor visión de conjunto del monumento, verdaderamente notable, la construcción más espectacular de Zaragoza en el último siglo.
 Los nombres de los enterrados figuran inscritos uno por uno, aunque no todos.
 Las escaleras están llenas en todos sus tramos de las sepulturas y los nombres.
 Desde arriba se contempla una magnífica vista de Zaragoza.

 Los abanderados en el exterior del Templo.
Y una visita al Monumento a la Legión para completar la estancia en la capital maña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario