martes, 21 de noviembre de 2017

Solemne Funeral por Franco en los Jesuitas.

 Pinchar sobre las fotos si se quieren ver ampliadas a gran tamaño.


 Se ha celebrado un solemne funeral en la Iglesia de los Jesuitas de Madrid por el alma de Francisco Franco, Caudillo de España, que fue Jefe del Estado Español de 1936 a 1975. Franco restauró la Compañía de Jesús tras su disolución, expulsión e incautación de sus bienes que hizo la II República. Esta iglesia, construida entre 1946 y 1950, siendo inaugurada por el propio Generalísimo Franco. Vino a sustituir a la que había en la calle Flor Baja, junto a Gran Vía y San Bernardo, que fue quemada el 11 de mayo de 1931, al comienzo de la II República, siendo la primera iglesia quemada y el comienzo formal de la persecución religiosa de los años 30 en España. 

En la foto, en un banco, dos nietos del Generalísimo, Francisco y Jaime, junto a algunos sobrinos de ellos, biznietos del Caudillo.
En el otro banco, los directivos de la Fundación Francisco Franco, Gonzalo Fernández de la Mora, Pedro González-Bueno y Jaime Alonso.
Entre el público también estaban el General Blas Piñar, José Luis Corral, Ricardo Alba y otros conocidos.


Desde antes del comienzo de la Santa Misa, el templo se abarrotó de público deseoso de participar en este acto.

 Celebró el Padre Palacios, que comentó el Evangelio del Juicio Final, donde el Señor pone a los justos a su derecha para salvarlos y que gocen con Él eternamente, mientras los malvados son puestos a la izquierda para ser condenados en el infierno eternamente.
El sacerdote comentó también que a todos los fieles les asiste el derecho de celebrar sufragios por el alma de los fallecidos.
En las preces se pidió también por España, su Unidad y su Fé Católica.

 Para la comunión se formó una riada de gente, por lo que tuvieron que salir a repartirla dos sacerdotes más que antes estaban confesando sin parar. Al fondo puede observarse el Altar de San Francisco de Borja, con la urna de plata que contiene los restos que quedaron del cuerpo del santo, quemados en el incendio que provocaron las turbas el 11 de mayo de 1931.
 El celebrante se retira haciendo la genuflexión, acompañado de Benedicto Martín-Amores.
 Al terminar la ceremonia religiosa, buena parte de la gente se acercó para dar el pésame e interesarse por el estado de salud de la Duquesa de Franco, que ha comunicado que padece un cáncer terminal para el que no recibe tratamiento, conformándose con la Voluntad de Dios.


 En la entrada principal, por la calle Serrano, algunos asistentes cantaron el "Cara al sol". El Diario.es lo ha publicado con un vídeo:
http://www.eldiario.es/sociedad/ultraderechista-entona-Cara-memoria-Franco_0_710079978.html
En la foto, José Luis Corral con algunos camaradas del Movimiento Católico Español y de Acción Juvenil Española.
 También hubo visitas y oración al lugar donde fue asesinado el Jefe del Gobierno, Almirante Luis Carrero Blanco, el 20 de diciembre de 1973, en la parte posterior del conjunto de los jesuitas, calle Claudio Coello. Sendas placas recuerdan al Almirante y a sus escoltas y al conductor que perecieron juntamente con él.
 También es muy visitada la sepultura de San José María Rubio, Apóstol de los pobres madrileños, milagrosísimo e impulsor de la construcción del Monumento al Corazón de Jesús en el Cerro de los Ángeles. Está en el claustro.

Por la entrada principal está el sepulcro de otro jesuita ilustre, el Capellán legionario Padre Huidobro, caído heróicamente en la Cuesta de las Perdices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario