miércoles, 1 de noviembre de 2017

Honras fúnebres por los Mártires en Aravaca.

 En el Camposanto de los Mártires de Aravaca han tenido lugar solemnes honras fúnebres en la Festividad de Todos los Santos, habiéndose concelebrado una Misa presidida por el Arzobispo Auxiliar de Madrid, Monseñor Juan Antonio Martínez Camino. Entre los celebrantes, los Párrocos de San Josemaría Escrivá y de la Asunción de Aravaca, y el superior de los Oblatos.


 Los celebrantes entraron procesionalmente en el camposanto, donde les esperaban cientos de fieles.
 Entre los asistentes, Ramón Serrano-Súñer Polo,  hijo de Ramón Serrano Súñer, enterrado en un panteón adosado al camposanto, donde yacen también dos hermanos de Ramón asesinados por los rojos en el 36.
 Ramón Serrano-Súñer Polo.
 El Señor Regueiro, Presidente de la Hermandad de los Mártires de Aravaca, hizo la primera lectura.
 Don Juan Antonio Martínez Camino es una de las figuras más relevantes de la Iglesia Católica española. Primer jesuita español en ser obispo, alcanzó gran notoriedad como Secretario General y Portavoz de la Conferencia Episcopal Española entre 2003 y 2013, donde no vaciló en enfrentarse a las políticas antifamiliares del Presidente socialista Rodríguez Zapatero. Actualmente es Obispo Auxiliar de Madrid y se ha convertido en un gran promotor de la memoria de los Mártires españoles del siglo XX, básicamente los que hubo durante la persecución religiosa de los años 30 durante la II República y en la zona roja.
 Monseñor Martínez Camino se refirió al ideal de santidad y a la Patria celestial a la que todos estamos llamados. Estos benditos mártires, que murieron perdonando, viven con nosotros espiritualmente. En este Camposanto reposan 22 beatos reconocidos oficialmente por la Iglesia, a los que se sumarán 2 más de la próxima tanda de 60 mártires de la familia Vicenciana que serán proclamados como tales el próximo 11 de noviembre en el Palacio de Vistalegre. Con ellos, asciende a 1.875 el número de santos y beatos de los años 30 en toda España. Sólo en Madrid son más de 400, convirtiendo a nuestra capital en la más martirial del mundo, por encima incluso de Roma. Son 33 los lugares emblemáticos que guardan esa memoria.
Además, Don Juan Antonio hizo una sucinta biografía de todos los mártires beatificados en este santo lugar, nombrándolos uno por uno, religiosos y seglares.
 Al final, la Bendición solemne del obispo dio fin a la ceremonia, aunque luego bendijo algunos de los lugares sepulcrales.
 Su Ilustrísima Don Juan Antonio Martínez Camino, Obispo Auxiliar de Madrid.
 Previamente se rezó un Vía Crucis por las 14 estaciones, situadas en todo el entorno de sepulturas.
Fue muy visible la presencia de religiosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario