sábado, 18 de noviembre de 2017

Comida en Honor de Cristo Rey

 Se ha celebrado la tradicional comida en Honor de Cristo Rey que se celebra con motivo de la concentración nacional del 20-N y que suele coincidir con la festividad litúrgica de Cristo Rey, que actualmente es el último domingo del tiempo ordinario. Esta vez es el domingo siguiente, pero la comida se hace igualmente para reunir a camaradas madrileños con los de otras provincias que viajan a la capital para los actos conmemorativos, lo que supone una ocasión única de encontrarse y compartir vivencias y recuerdos.


 Al final de la comida han intervenido brevemente algunos viajeros de cada provincia, contando un poco de la vida patriótica en sus localidades de residencia.

 Luego habló Juan León Cordón, Presidente de Fuerza Nueva Andalucía, que se reafirmó en la defensa de nuestros ideales, el llamamiento a la unidad y la acción y el compromiso con España y con Cristo Rey.
José Luis Corral, Jefe Nacional del Movimiento Católico Español y de Acción Juvenil Española, reiteró ideas expresadas en ocasiones anteriores. La verdad y la justicia de nuestros ideales, la pureza e integridad de los mismos, la unidad de acción, el daño que han supuesto el mal menor y el voto útil, el justo castigo y oprobio que vive nuestro pueblo como consecuencia de su infidelidad: los españoles tienen lo que se merecen, no se merecen vivir mejor, porque han votado y se han hecho cómplices con el mal. Mientras, nosotros, los patriotas, gozamos de espacios de libertad y de satisfacción privilegiados, gracias a Dios. Hay otros patriotas, los patriotas de chichinabo, incumplidores, volubles, frívolos, desanimados, flojitos, perezosos, indolentes, que tampoco se merecen la Victoria. La Victoria vendrá cuando y como Dios quiera, cuando la merezcamos. Mientras, debemos sufrir las consecuencias de la infidelidad y la traición. Pero nosotros seguiremos combatiendo sin desanimarnos, hasta que Dios nos llame a descansar. Él es Omnipotente y si permite los males en la Iglesia, la sociedad y la Patria es porque es lo adecuado a nuestro propio pecado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario