lunes, 19 de junio de 2017

Encuentro en Covaleda de los antiguos del Frente de Juventudes

 Un grupo de antiguos miembros del Frente de Juventudes, junto a camaradas simpatizantes, se ha encontrado en Covaleda, en el que fue Campamento Nacional de Mandos, para revivir viejos tiempos y pasar una entrañable jornada campamental de camaradería, oración y patriotismo.
 Bajo el porche del antiguo comedor se desarrolló la mayor parte de la jornada, para tener sombra completa en un día bastante caluroso, aunque la zona es más benigna y corre un fresco aire que hizo muy agradable la estancia.
 Se improvisó un Altar para celebrar la Santa Misa, que ofició el Padre Joaquín Fernández de la Prida.
 En su homilía se refirió a la pérdida de valores que experimenta la sociedad actual, coincidente con el descenso de la práctica religiosa y el alejamiento de la juventud, lo que debe preocuparnos vivamente. Pero, al menos, nosotros hemos cumplido nuestra misión, en la que persistiremos hasta el final de nuestros días.


 La comida no tuvo nada que envidiar a los mejores restaurantes, pues la gastronomía regional hizo su aparición en forma de embutidos, cangrejos, setas, frutas y exquisitos vinos de la Font de la Higuera que trajeron los valencianos, Rioja de los vascos y vino casero de las Tierras burgalesas del Duero, conservado en bodegas seculares. Una auténtica delicia para el "gourmet" más exigente.

 Para terminar, ante el Arco Triunfal del campamento, el Cara al sol.

 A la ida los madrileños paramos un momento en Ayllón, precioso pueblo castellano.
 A la vuelta quisimos mostrar al mejicano Eduardo Vital la maravilla del gótico en la Catedral del Burgo de Osma.

Por cierto que todavía hay jóvenes que se casan por la Iglesia, como Dios manda. Que cunda el ejemplo y que repoblemos la hispana tierra, como Dios mismo nos mandó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario