Últimas noticias

domingo, 25 de septiembre de 2016

Manifestación patriótica legionaria en la Plaza Mayor de Madrid

 Muchos cientos, quizá miles de personas, en gran parte antiguos legionarios y patriotas todos, se han concentrado en la Plaza Mayor de Madrid en protesta por las intenciones del Ayuntamiento de retirar el nombre de la Calle Millán Astray, en sectaria aplicación de la ya de por sí sectaria Ley de Memoria Histórica.
 Media hora antes de comenzar el acto ya se poblaban la plaza y los alrededores de roijigualda, con un gentío que se iba concentrando desde el pie de la estatua de Felipe III a la zona sombreada de la plaza.
 Y se iban produciendo los primeros contactos entre amigos y conocidos, dichosos de encontrarse una vez más en estos eventos patrióticos. Aquí el Franquista Holandés, bien conocido de quienes acudimos.
 Y el ex ministro de Franco, Don José Utrera Molina, que a pesar de su avanzada edad no quiso estar ausente del acontecimiento. Militantes del área patriota, con algunos de sus jefes como José Luis Corral, Manuel Andrino o Rafael López Diéguez. También se pudo ver al boxeador Poli Díaz.
 No hay mejor crónica que las propias fotos. Reproducimos algunas fotos en panorámica que dan una idea cabal de la gran cantidad de gente que se juntó.









 Guillermo Rocafort criticó duramente el sectarismo de los actuales mandatarios del ayuntamiento, que quieren privar a un héroe de la historia de España de una calle más que merecida, pues fue el fundador de la Legión Española, que salvó a la Patria en graves momentos.
 Emilio Domínguez explicó que es un acuerdo de 1927, muy anterior a la guerra civil. El acuerdo es una provocación que ofende a los 100.000 caballeros legionarios que tienen a Millán Astray por padre.
 El Teniente Coronel José Pérez Recena se extendió en la biografía de Millán Astray, que siempre mostró una gran preocupación social y amparó a los más pobres y necesitados, que salvó muchas vidas y que no participó directamente en el Alzamiento, pues estaba en Argentina, sumándose luego, cuando la guerra civil era un hecho. Refutó las informaciones tendenciosas sobre el incidente de Salamanca con Unamuno, quien sí había apoyado el Alzamiento, asegurando que de la documentación exhaustiva que se tiene de aquel instante, ni Unamuno atacó a Millán Astray ni éste gritó "Muera la inteligencia" ni "Viva la muerte" en aquel momento. Extenso alegato que contrasta con la nula disposición al diálogo y al razonamiento de los resentidos rojos, que cuentan las mismas mentiras que sus abuelos rojos.
 Por su parte, el Padre Custodio Ballester pronunció una oración y bendijo el acto.
 En primera fila se encontraba Peregrina Millán-Astray Gasset, que recibió un ramo de flores al llegar.
Una banda de tambores y cornetas amenizó el principio y el final, interpretando marchas. Para comenzar el acto se izó solemnemente la bandera. Al final se interpretó "El novio de la muerte", que todos cantaron a pleno pulmón, como un artículo del Credo Legionario. Al final, con los mismos honores, se arrió la bandera.

 Se vieron distintas pancartas, predominando siempre las consignas patrióticas, los símbolos legionarios y el recuerdo y homenaje a Millán Astray.


No faltaron tampoco las banderas del águila, que algunos se empeñan en proscribir como si fueran ilegales o les fueran a perjudicar con el qué dirán. Lo que demuestra cobardía y un patriotismo muy endeble y dudoso.
 
Copyright © 2014 Acción Juvenil Española Share on Blogger Template Free Download.