lunes, 4 de abril de 2016

Jornadas por la Unidad Católica en Zaragoza

Se han celebrado en Zaragoza las tradicionales Jornadas por la Unidad Católica, ya en su XXVII edición, que comenzaron en Toledo en 1989 con ocasión del XIV Centenario del III Concilio de Toledo del año 589, donde Recaredo abjuró del arrianismo y se convirtió a la Fe Católica, principiando así la Unidad Católica de España.
 Con el infatigable Padre Don José Ignacio Dallo Larequi organizando y dirigiendo, dos días de fe y hermandad, de principios sostenidos, vividos y comunicados, de entrañable relación entre muchos ya veteranos y la alegría de la incorporación de otros nuevos, sobre todo jóvenes y especialmente de Zaragoza, donde más ha recrecido el movimiento.
Uniones Seglares, Misioneras Rurales, Adoración Nocturna, Movimiento Católico Español, Gerona Inmortal, Adveniat Hispania y otros particularmente o encuadrados en diversas asociaciones, todos en santa unión.
Han tenido lugar varias conferencias sobre un tema de permanente actualidad desde hace más de dos siglos, el liberalismo. Más concretamente, "El liberalismo en la España de hoy: Reto para una movilización de los católicos españoles".
José G. Arizcun disertó sobre el Liberalismo y sus consecuencias en lo religioso".
Arturo López de Mendoza lo hizo sobre "El pensamiento liberal en la Iglesia española".
Carlos González habló sobre "Repercusiones en el campo moral de los principios liberales".
Pablo Gasco de la Rocha ahondó en "La actualidad política reflejo del liberalismo".
Emilio Blanco pronunció una arenga llena de fe y ánimo para el combate como soldados de Cristo.
Y Jaime Serrano de Quintana, como Presidente en funciones de la Junta Pro Unidad Católica de España, resumió las conclusiones, que serán publicadas en el órgano oficial de las Jornadas, el "Siempre p'alante".
 En la gran capilla del Pilar, junto a las bombas arrojadas por los rojos en el 36 que no estallaron, se celebró la Santa Misa el sábado, con asistencia de los jornadistas.
 El Padre Dallo, con su bien timbrada voz y su buen oído musical, dirigió los cantos, como el "Amor de los amores" en la Comunión.
Ya el domingo la Misa fue en San Juan de los Panetes, donde el Padre Don Isidoro Castellanos predicó denunciando la desacralización que se está produciendo en la misma Iglesia y la desorientación de los fieles ante los mensajes contradictorios que llegan de arriba.
En el transcurso de la misma, junto al Credo, el Juramento de defender la Unidad Católica de España, que hizo en nombre de todos el Presidente en funciones, Don Jaime Serrano.