sábado, 21 de noviembre de 2015

20-N en el Valle de los Caídos

 La Comunidad Benedictina de la Basílica de la Santa Cruz del Valle de los Caídos ha celebrado un funeral por las almas de José Antonio Primo de Rivera y de Francisco Franco, así como por todos los caídos con motivo del aniversario de las muertes del Fundador de la Falange y del Caudillo de España.
Cantada por la Escolanía de Puericantores y con la acostumbrada solemnidad y magnificencia del culto benedictino, fue concelebrada por varios monjes, entre ellos el Abad y el Prior, que fue el oficiante principal.
Dom Santiago Cantera explicó que las misas no son homenajes, sino sufragios por las almas de los difuntos, cosa a la que se ha dedicado la comunidad desde su fundación, sin distinguir ideales políticos. Pero no puede dejar de encomiar la disposición cristiana que muestran en su vida y en sus testamentos José Antonio y Franco. Por los muertos hay que rezar y no usarlos para lanzarlos contra otros como armas políticas. Con el deseo de paz, que no es posible fundamentar sin respeto a la moral y a la naturaleza.
 Algunos de los asistentes cantaron luego el Cara al sol en la explanada de la basílica.
Una representación de AJE, encabezada por el Jefe Nacional, José Luis Corral, estuvo presente y fueron entrevistados por algunos medios de comunicación.