lunes, 5 de octubre de 2015

Andanzas por Castilla la Vieja

 Estuvimos en Ávila. No podíamos faltar al V Centenario de Santa Teresa de Jesús. Aquí ante su casa natal. También estuvimos en la Catedral, terminadas sus últimas obras del interior. Murallas, iglesias, plazas....
Nos encontramos a un viejo conocido en la Plaza Mayor. Le recordamos sus orígenes, que traicionó con perjurio.



 En Valladolid también dejamos testimonio de nuestra presencia, a ver si la antigua capital de España vuelve por sus fueros.
 En el monumento a Colón se muestra en todo su esplendor un escudo del águila de San Juan bellamente esculpido en bronce, del siglo XIX.
Forma parte del conjunto escultórico en honor de Colón con motivo del IV Centenario del Descubrimiento de América, emplazado en La Habana y devuelto a España tras la independencia, como explica el letrero. Valladolid tuvo la dicha de acogerlo.
 No son las únicas águilas. En el Santuario Nacional de la Gran Promesa, donde constan los nombres de los 113.178 caídos por Dios y por España durante nuestra Cruzada de Liberación Nacional, hay otras dos. Una está pintada en la cúpula, a los pies de Cristo Rey.
La otra está esculpida en el retablo del Altar Mayor, a la diestra del Crucificado.
Castillos, iglesias y monasterior completaron un significativo recorrido por estas tierras castellanas.

No podía faltar el recuerdo para el Caudillo de Castilla, Onésimo Redondo, visitando su tumba y el monumento del Cerro de San Cristóbal, a punto de ser retirado por los talibanes democráticos.
(Continuará)...