miércoles, 10 de junio de 2015

Osoro toca a retirada


 El Arzobispo de Madrid, Monseñor Carlos Osoro, toca a retirada. Suprimida la Misa de las Familias en Colón para recluirla en la Catedral, ahora le ha tocado al Corpus. Ha dejado de celebrarse la Misa ante el Palacio Real para recluirse también en el recinto de la Catedral.
 Asistentes por rigurosa invitación, hubieron de abrirse las puertas para que entrara quien quisiera, pues había huecos ostensibles. La homilía muy correcta, pero como para no molestar a nadie. Como caminando de puntillas.
La alcaldesa en funciones, un poco fresca, en contraste con el macero que la escolta y adorna.
A pesar de todo, numeroso pueblo fiel acudió, aunque en parte no pudo asistir a la Bendición final por la premura con la que se realizó y por haber cercado con vallas la mayor parte de la plaza situada frente al Altar.
Fuera los cánticos tradicionales (ni Pange Lingua, ni Cantemos al Amor a los Amores, ni Alabanzas al Santísimo), por lo menos en Sol. A cambio, berreó un ratito un curita cantautor.