sábado, 17 de enero de 2015

Mota y Marín, homenajeados en Majadahonda

 Otro año más, ha quedado conmemorado la gloriosa muerte de los legionarios rumanos Ion Mota y Vasile Marín, caídos el 13 de enero de 1937 luchando contra el marxismo y en defensa de la civilización occidental y cristiana.
 Un Pope de la Iglesia Ortodoxa Griega hizo las ceremonias fúnebres con el rico ceremonial propio de su rito.
 Una escuadra falangista y varios abanderados se situaron a ambos lados de la cruz pequeña.
 El comandante legionario Dan Boghiu habló en rumano recordando la gesta de cuantos combatieron contra el comunismo, derrochando sacrificios y sangre.
 Sorin Olariu habló luego explicando las diversas vicisitudes en la defensa del monumento y el propósito de construir una valla en el perímetro del terreno, para evitar su profanación por los bárbaros antifascistas que gustan de pintarrajearlo. Se ha abierto una suscripción para costear los 25.000 euros que se han presupuestado.
 Por último, Miguel Menéndez Piñar, Presidente de la Asociación Hispano-Rumana en Defensa del Monumento a Mota y Marín, pronunció un discurso exhortándonos a vivir las virtudes cardinales que representan los cuatro arcos del monumento: Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza. Robustecidas por la columna de la Fe que se eleva a lo alto, coronada por la Cruz.
Para terminar, el "Cara al sol", el Himno de Rumanía y el de la "Guardia de Hierro".