Últimas noticias

domingo, 23 de noviembre de 2014

El esplendor del patriotismo volvió a brillar en la Plaza de Oriente

Otro año más la Plaza de Oriente se vistió de gala para celebrar el gran día del Patriotismo hispano, el 20-N,  fecha de las muertes  de José Antonio y de Franco, que representan la cumbre del ideal patrio y de su realización. La lluvia, que  no dejó de caer mansamente toda la mañana, cesó una hora antes del comienzo y ya no regresó.
Junto al Teatro de la Ópera se volvió a congregar un selecto número de patriotas, aunque bastante amplio, de esos irreductibles que llevan toda la vida defendiendo estos sagrados ideales. Veteranos de muchos lustros de combate y de experiencia, junto a jóvenes que van acumulando años y otros que acudían por vez primera. Todos volvíamos a la Plaza de Oriente, "Por una España mejor".
El acto, organizado antaño por la Confederación Nacional de Combatientes, lo es ahora por el Movimiento Católico Español y por el Nudo Patriota Español, con el apoyo de "La España en Marcha" que incluye a La Falange y a Alianza Nacional, así como Democracia Nacional y Fuerza Nueva Editorial, además de un largo rosario de organizaciones juveniles, culturales, iniciativas y entidades diversas.
Comenzaba el acto con las vibrantes notas del Himno Nacional cantado con la letra de José María Pemán. Presentó el acto Sandra Gutiérrez, sobria y precisa.
El primero en tomar la palabra fue Miguel Menéndez Piñar, ya veterano en estas lides pese a su juventud, nieto de Camilo Menéndez y de Blas Piñar. Su sola presentación ya levantó una oleada de aplausos, que se repitieron durante su alocución y al final.
Con voz firme, pronunció su discurso, donde hizo un canto a la memoria de Franco, José Antonio y los Caídos. Denunció luego enérgicamente los males que padece nuestra Patria y a sus responsables. Y terminó recordando especialmente la figura de su abuelo Blas Piñar, "el mejor de los españoles de su tiempo" en expresión de Utrera Molina.
Su discurso de 15 minutos habría bastado y justificado por sí mismo el acto.
Intervino luego Manuel Canduela, el Presidente de Democracia Nacional, en un discurso sin papeles, claro, directo, contundente y breve.
Puso especial acento en el peligro separatista y en la invasión migratoria que amenazan con desintegrar nuestra nación, por la que debemos luchar hasta el final.
Tampoco defraudó Pedro Pablo Peña, el líder de Alianza Nacional, que desgranó verdades como puños, hirientes para muchos. Sin alterarse, con una lógica aplastante, describió la crisis nacional que padecemos y criticó la inactividad y la complicidad del gobierno, de los jueces y del ejército, que no impiden los delitos de lesa patria y de ilegalidad que se cometen de continuo y que han tenido su culmen en el proceso separatista que celebró la farsa de la consulta del 9 de noviembre en Cataluña, sin otra respuesta que la que dio "La España en Marcha", que sufre el acoso y la persecución que deberían sufrir los enemigos de España.
El abogado de La Falange, Félix Salmerón, habló en nombre de la misma. Se encendió para afirmar que "nadie piense que nos vamos a quedar callados mientras destruyen a España". La Justicia Social y las mínimas condiciones de vida digna suenan hoy a desafíos fascistas, como "el trabajo será para todos un derecho mejor que un deber", "ni un hogar sin lumbre, ni una mesa sin pan".
También criticó el crimen del aborto, pues no hay derecho a matar a ninguna vida inocente e indefensa como es el niño no nacido.
También recordó que lleva la defensa jurídica de quienes entraron en un local donde se celebraba un acto de traición a la Patria y simplemente por gritar "No nos engañan, Cataluña es España", los fiscales piden en algunos casos 14 años de prisión. Y hasta el diputado Sánchez Llibre se ha permitido denunciar a un ciudadano por agresión cuando el denunciado padece una minusvalía del 65 por ciento.
Su saludo final con Presentes a José Antonio y Franco y con un Arriba España fue respondido por los congregados acompañándose con el brazo extendido.
Pilar Gutiérrez, impulsora de la iniciativa "Movimiento por España", hija del embajador y ministro de Franco Joaquín Gutiérrez Cano y creador de la Fundación Nacional Francisco Franco, explicó la campaña que llevan a cabo de agradecimiento a Francisco Franco por lo mucho que ha hecho por España.
Salpicó su discurso con denuncias a la conspiración mundialista, al crimen del aborto, la corrupción y las mentiras con las que acogotan al pueblo español.
José Pedro Cruz habló por el Nudo Patriota Español, mostrando su alarma por el desafío separatista. Claro que un hijo mayor que está en casa puede irse, pero lo que no puede hacer es llevarse pedazos de la casa. Si quieren los separatistas, que se vayan de España, pero no tienen derecho a desgajar esa región del resto.
Denunció también la pasividad del gobierno, que se refugia en europeísmos que nada solucionan, porque saben bien que al final admitirían a una región independiente en Europa, porque les interesa.
Por lo que a nosotros respecta, recordó la vieja consigna de "1 día de homenaje, 364 días de lucha".
El último orador fue José Luis Corral, Jefe Nacional del Movimiento Católico Español y de Acción Juvenil Española. Fue breve porque ya pasaban las 2 de la tarde. Su discurso fue de un tono más melancólico, espiritual e histórico.
Recordó los grandes momentos vividos en esta plaza desde el 2 de Mayo y a las figuras que han pasado por esta tribuna como Pilar Primo de Rivera, José Antonio Girón, Raimundo Fernández-Cuesta y Blas Piñar, que tras haber servido a España largos años, continuaron dando testimonio hasta su muerte.
Habló de José Antonio como un profeta al que tenían que matar para acallar su voz. De Franco como el muchacho del pueblo que subió peldaño a peldaño a la cima del heroísmo, llegando a ser el general más joven de Europa y la espada más limpia de Europa, hasta salvar a España de sus enemigos y construir, con los principios de la Tradición y del Nacional-Sindicalismo, una Patria próspera, fuerte, unida y en paz.
Por el perjurio y la traición de quienes juraron continuar su obra nos vemos en la actual situación de postrarión, ruina y riesgo de fragmentación nacional. Pero el culpable ya no está, se ha cumplido la maldición de la plaza de Oriente del año pasado.
En este día de Cristo Rey nos aseguramos de una Victoria que volverá cuando Él lo tenga decidido, porque vencimos y venceremos, afincados en la Fé Católica, como lo hicieron nuestros antepasados.
Animó a seguir el camino de la unidad que siempre ha representado esta convocatoria del 20-N y que ahora se concreta en "La España en Marcha"
Para terminar, todos los oradores formaron en la Presidencia para cantar los Himnos Nacionales, "Oriamendi", "Cara al sol" e "Himno Nacional".
La Plaza de Oriente vibró con los viejos himnos, cantados a pleno pulmón ayudados por una megafonía que funcionó sin fallos.
La emoción y las lágrimas brotaron espontáneas en uno de los momentos más sublimes del patriotismo, espectáculo inenarrable y de una belleza insuperable, donde se juntan música y letra, personas y gestos, banderas al viento, memoria del pasado, compromiso presente y ánimo para el futuro.
Al terminar, muchos saludos, felicitaciones, reencuentros y presentaciones de los oradores y de tantos amigos y camaradas que se ven una vez al año.
También estuvieron el general Blas Piñar, José Luis Jerez, José María Caballero, Manuel Andrino, Carlos Rodríguez, Jesús Muñoz, Jaime Serrano y muchos otros conocidos.

 El colorido de las banderas dio prestancia, belleza y alegría al acto, destacando y predominando el rojigualda español.
 Acción Juvenil Española montó su puesto y su pancarta, cubriendo un lateral de la concentración.
 Los jóvenes abanderados de AJE, algunos primerizos en este espectáculo grandioso, disfrutaron del acto.
Y el puesto consiguió una buena venta, que se prolongó hasta el final con los últimos rezagados, mientras ya se iba recogiendo.


Pueden verse las fotos en grande pinchando sobre ellas

video


 
Copyright © 2014 Acción Juvenil Española Share on Blogger Template Free Download.