viernes, 6 de junio de 2014

Ni Monarquía Liberal ni República Liberal: Estado Nacional.


 Mientras la afluencia de nuevos afiliados desborda la sede nacional, reflejo de lo que está sucediendo en toda España, Acción Juvenil Española se prepara para cerrar el curso, al margen de los zánganos que ocupan el poder. No gusta la figura de Juan Carlos entre nuestra juventud, pero tampoco quieren una República tricolor de tan tristes recuerdos, reclamada por siniestros personajes que representan todo lo contrario de nuestros ideales patrióticos.
Ya hemos detectado intentos de infiltración y piratería desde otras organizaciones que intentan entrar en nuestros grupos para luego individualmente tratar de captar a nuestros jóvenes con todas las tretas a su alcance. No vacilaremos en dar sus nombres, cargos y organizaciones si lo siguen intentando. Ya que tanto les gusta la conjunción con los guarros y asistir a sus manifestaciones, que capten a los guarros si pueden y dejen a nuestros chicos tranquilos.


Sin embargo, no hay que confundir la genuina Monarquía con la caricatura del régimen juancarlista, pues la Monarquía Tradicional, Católica, Social y Representativa, que no Absolutista ni Liberal, dio a nuestra Patria sus mejores glorias. Tampoco hay que confundir al infausto personaje que ocupa el Palacio de la Zarzuela con la Casa de Borbón. Es injusto tildar a todos los Borbones de los mismos defectos, aparte de que no sabemos cuánta sangre de verdad Borbón lleva quien debiera apellidarse primero Puigmoltó, padre auténtico de Alfonso XII.
La Casa de Borbón salvó a España y a su Imperio de la desintegración y del reparto entre las potencias europeas cuando se extinguió la Casa de Austria española. Y Borbón fue el "Rey Deseado" por el que murieron cientos de miles de españoles luchando contra la invasión napoleónica. Y Borbones fueron los legítimos Reyes Carlistas que defendieron la España Católica y Tradicional contra el despotismo masónico y liberal. Y Borbones también fueron fusilados o murieron en los frentes durante nuestra Cruzada Nacional de Liberación. Y Borbón era Don Alfonso, quien casara con una nieta del Generalísimo Franco y muriera en un extraño y sospechoso accidente. Y Borbón su hijo Luis Alfonso, considerado por muchos como el pretendiente con más derechos a las Coronas de Francia y de España, bisnieto del Caudillo.
Lo mismo cabe decir de La Corona. La Corona no es un símbolo abominable ni es de Juan Carlos. Es La Corona de España. Representa la Tradición, la Unidad del Estado, la continuidad en la Historia.