Últimas noticias

domingo, 11 de mayo de 2014

Protesta de La España en Marcha por la retirada de placas de los caídos

 "La España en Marcha" ha protestado en la calle Goya de Madrid por la retirada de las placas en recuerdo de los caídos que durante 75 años han adornado la entrada de la Iglesia de la Concepción, destruida por los rojos como tantas otras y reconstruida por el Régimen de Franco.
 Las placas han sido colocadas ahora en el interior del mismo muro, escondiéndolas de la vista exterior, aunque son visibles cuando se sale del templo.
 Entre los caídos están muchos militantes de la Acción Católica. La lista la encabeza Marcelino Oreja Elósegui, diputado tradicionalista asesinado en Guipúzcoa durante la Revolución del 34.
 Ahora, una placa en el exterior anuncia que el templo ha sido elevado a la categoría de basílica. Como si no hubiera bastante espacio para haber dejado las otras lápidas.
Entre ello y el anuncio de unas exposiciones con motivo de los 100 años de la construcción del templo neogótico, así ha quedado ahora el atrio de entrada, con su clásico crucero.
 El templo se encontraba abarrotado de gente, con todas las luces dadas y luciendo su espléndida arquitectura, recién repintada por dentro y por fuera.
 La ceremonia comenzó con la entrada de la Cruz alzada.
 Seguía numeroso clero.
 Y cerraba Su Eminencia el Cardenal Rouco Varela, que presidió la ceremonia de elevación del templo al rango de basílica.Le acompañaban el Obispo de El Callao, en Perú y el Párroco, Don José Aurelio Martín.
 Comenzó el oficio litúrgico con la incensación del Altar.
 Muchos políticos, desde la alcaldesa Botella hasta los presidentes del Congreso y del Senado, el ministro del Interior, el fiscal general del Estado y otros muchos de los que ponen una vela a Dios y otra al Diablo.
Desde delante también era apreciable el llenazo del histórico templo.
 Por eso se produjo la protesta de "La España en Marcha", por el cambio de ubicación de las placas, que ya produjeron muchas protestas anteriores en visitas personales, llamadas telefónicas y presiones sin las que hubieran sido ocultadas definitivamente; y por la presencia de unos políticos que desarrollan políticas anticristianas y luego van corriendo a ponerse en las primeras filas de las ceremonias para obtener el voto de los católicos engañados. La protesta se hizo patente en panfletos que reproducimos al final, que quedaron en confesionarios y altares del mismo templo y se entregaron en mano a numerosos fieles y a viandantes.
 En la calle, un numeroso grupo de militantes de "La España en Marcha", casi todos jóvenes, que no pudieron ser más de 19 por no haberse comunicado previamente la concentración. Otros que habían ido hubieron de retirarse para no engrosar el número límite.
 Desde unos 200 metros se hicieron bien patentes, a pesar del cordón policial, con sus bocinas, megáfono y gritos recordando a los caídos.
 Incluso las autoridades civiles y eclesiásticas no pudieron evitarlos, al quedar detenidos por el semáforo en rojo.
También los feligreses que salían de la ceremonia prestaban atención desde la acera de enfrente.

Ahí va el texto largo, por si es poco legible de la octavilla o si se quiere copiar en texto:
La retirada de las placas que adornaron la Iglesia de la Concepción recordando a José Antonio Primo de Rivera y a los caídos de la Parroquia es una afrenta y una ignominia que no tienen justificación posible.
Ni para colocar otra placa por su erección como Basílica, ya que hay espacio más que suficiente en la fachada.
Ni por la mendaz ley de Memoria Histórica que lo que pretende realmente es el olvido de los crímenes rojos y de las víctimas inocentes, católicos y españoles.
Ni por la presencia de políticos incriminados en una política inmoral, antinacional, anticristiana y corrupta, que inmola a los inocentes en el vientre de sus madres en número de 120.000 cada año; que destruye a la familia y legaliza la unión contra natura de personas del mismo sexo; que sume en la pobreza y el desamparo a la masa trabajadora; que corrompe a la juventud y equipara a las sectas, el satanismo y el ateísmo con Cristo Rey.
Ya basta de ponerle una vela a Dios y otra al Diablo. Ya basta de complicidad eclesiástica con los responsables democráticos de tanta basura, de tanto mal, de tanto dolor.
No queremos hipócritas presidiendo ceremonias religiosas, honrados por la Jerarquía como si fueran ejemplares cristianos, cuando representan y hacen públicamente todo lo contrario.
"La España en Marcha" (La Falange, Movimiento Católico Español y Alianza Nacional), con el apoyo de Nudo Patriota Español, Trabajadores Nacional-Sindicalistas, Vieja Guardia, Acción Juvenil Española, Falanges Juveniles y Frente de Juventudes, protesta por esta impostura religiosa y política y grita bien alto:
¡¡¡ ARRIBA ESPAÑA !!!
¡¡¡ VIVA CRISTO REY !!!

 
Copyright © 2014 Acción Juvenil Española Share on Blogger Template Free Download.