domingo, 23 de marzo de 2014

Miles de personas se manifiestan en defensa de la vida

 Una vez más, en torno al 25 de Marzo, Día de la Encarnación, se ha celebrado el Día de la Vida, habiéndose realizado manifestaciones y concentraciones por toda España, siendo la de Madrid, este domingo 23 de marzo, la más numerosa, con muchos miles de participantes.
 Una marea verde recorrió la calle Alcalá, desde Cibeles hasta la Puerta del Sol. Sobre el fondo verde, destacaban de vez en cuando algunas banderas españolas, en claro contraste con la manifestación del día anterior, donde pudo observarse toda clase de trapos comunistas, anarquistas, republicanos y separatistas, propios del Frente Popular, sin ninguna bandera española. Además, en la manifestación contra el aborto y la eutanasia no hubo ningún incidente, ni destrozos, ni heridos ni detenidos, como sucede en todas las manifestaciones de tipo patriótico y moral, a diferencia de las salvajadas filoterroristas que tienen lugar en cada protesta izquierdista, que incuba en su seno tal extremismo propio de las ideologías del odio y del rencor.
 La marcha tuvo un estilo festivo y desenfadado, con multitud de globos, pancartas individuales y gigantestas lonas aerostáticas de Sí a la Vida y Sí a la Mujer, sujetadas por globos.
 Hasta llenar la Puerta del Sol, donde tuvieron lugar algunas actuaciones musicales y varias intervenciones, terminando con un comunicado en defensa de la vida en todos sus estadios, de la mujer, de la maternidad y de la familia.
 También vimos algunos grupos que enviaron representaciones, como Democracia Nacional, según puede verse en al fotografía. También se vieron a Vox e Impulso Social.
 Por nuestra parte, ya teníamos preparada pancarta y banderas desde antes del comienzo de la marcha, habiendo elegido la iglesia de las Calatravas para comenzar, donde algunos militantes pudieron oír Misa. Otros prefirieron San José, donde el sacerdote oficiante animó a participar en el acto y dar testimonio cristiano de la defensa de la vida.
 Pudimos saludar a algunos conocidos, como Francisco José Fernández de la Cigoña, que no sólo predica desde su exitosa "Cigüeña de la torre", sino que da el trigo de su ejemplo.
Fuimos en conjunción con los camaradas de Resistencia Cristiana y Noua Drepta, habiendo repartido ellos numerosas hojitas en defensa de la vida y nosotros cientos de calendarios patrióticos que por lo general fueron muy aceptados.