jueves, 31 de octubre de 2013

La España en Marcha defiende la Unidad de España desde lo alto de Barcelona

Pueden ampliarse las fotos pinchando sobre ellas.


Fervor patriótico en Montjuich el 12 de Octubre, convocados por "La España en Marcha"
Un año más, ya van unos 30, los patriotas españoles, principalmente su juventud más combativa y auténtica, se han concentrado en la montaña sacra de Montjuich. Sacra para los hispanoromanos, porque era el Monte de Júpiter y sacra para los españoles, pues en ella han caído muchos españoles y en lo alto de ella, desde su castillo, ha ondeado orgullosa la bandera española, que cada 12 de Octubre vuelve a ondear, izada por un patriotismo sin entregas ni concesiones a las conveniencias, un patriotismo que este año está más unido que nunca en torno a "La España en marcha", que era quien organizaba y convocaba un acto que tradicionalmente asumía la Comisión Nacional de Homenaje a la Bandera de España.

Pronto empezó a concentrarse la gente en la plaza de San Jorge, donde habían instaladas 150 sillas y una tribuna.
El público aguardó pacientemente que llegaran otros patriotas que se iban a manifestar desde la Plaza de España.
 Plaza de España que iba recreciéndose de patriotas, en su mayoría jóvenes y en su mayoría catalanes, que esperaban ansiosos la llegada de los autocares de Madrid, retenidos por los controles policiales.
 En todo caso, la espera sirvió para que se enteraran los miles de coches y viandantes que circulan por la zona, a los pies del Monumental Palacio que alberga el Museo Nacional de Arte de Cataluña (Nacional Español, entiéndase bien), gracias al General Primo de Rivera y la Exposición Universal de 1929.
También.desde temprana hora se colocó el puesto del Movimiento Católico Español y de Acción Juvenil Española, que ya fue recibiendo las primeras visitas.
 Un lugar ideal, a los pies de San Jorge, vencedor de dragones, con nuestras banderas, primando siempre la bandera de todos, la bandera de España, que nosotros enarbolamos luciendo orgullosa el águila imperial que nos viene desde los Reyes Católicos.
 Bella imagen, se mire por donde se mire.
 Y se iban incorporando nuevos militantes, alguno de estirpe hispanoamericana, pues bienvenidos son cuantos sienten la alegría de la Madre Patria, España, que alumbró tantas naciones de nuestra estirpe.
 Las ventas supusieron un récord en toda la historia del Movimiento Católico Español. Nunca habíamos obtenido tanta recaudación en un acto, aunque hay que decir que la mayor parte es de lotería, que deja poco beneficio.
 Por fin, "La España en marcha" pudo hacer la marcha desde la Plaza de España, por el Paseo de María Cristina, hasta la Plaza de San Jorge. En cabeza iba la pancarta conjunta de las organizaciones convocantes.
 Después las juventudes de Democracia Nacional, encabezadas por Pedro Chaparro.
 Luego, La Falange y sus juventudes, con su Jefe Nacional, Manuel Andrino, al frente.
 Por último, Alianza Nacional con Pedro Pablo Peña a la cabeza.
 También el Nudo Patriota Español, que movilizó un autocar y se ocupó de gran parte de la intendencia, con Eduardo Arias y Javier Marcos, el editor de Patriotas.es
 El acto fue presentado por Luis Mateos, Secretario General de Democracia Nacional.
Luis Alonso, Jefe de La Falange catalana, leyó el Manifiesto de "La España en marcha", que ya hemos posteado en otro lugar de esta web.
 Vicente Estarelles pronunció un discurso en catalán y castellano, defendiendo la españolidad de Cataluña y denunciando las numerosas mentiras del nacionalismo catalán, a cuyos fautores llamó catalaneros, en contraste con otros que aunque catalanistas merecen un respeto, pues sólo tratan de defender lo mejor para Cataluña sin renegar de España.
Subió al estrado el General Blas Piñar Gutiérrez para saludar a los concentrados y expresar su solidaridad con "La España en marcha", con cuyos ideales se identifica y a la que mostró su apoyo, con su presencia y con sus palabras.
 A continuación pronunciaron sendos discursos José Luis Corral, Pedro Pablo Peña, Manuel Andrino y Manuel Canduela, que citaron datos históricos, hicieron un canto al patriotismo español y a la unidad, así como a la irrenunciable españolidad de Cataluña, a la que estamos dispuestos a defender hasta la muerte, asegurando que no asistiremos impasibles a la ruptura de España, cueste lo que cueste. Abundaron las críticas a los responsables políticos catalanes y del gobierno central, así como a los partidos políticos de las instituciones. Para no extendernos en demasía, invitamos a seguir los respectivos discursos, en su integridad, en las respectivas páginas digitales de cada movimiento.
El Himno Nacional, seguido de pie y con respeto por todos, con algunos brazos en alto, supuso el fin del acto.
 Seguidamente se hizo un Juramento público de compromiso con la Patria y quienes quisieron hacerlo pasaron ante la Bandera de España para ratificarlo con un beso.
 Hubo numerosos medios de comunicación presentes, que hicieron entrevistas a los líderes, como puede verse en la foto, donde entrevistan a José Luis Corral mientras hacen lo mismo con el General Blas Piñar.
El eco mediático de la marcha y concentración, así como de "La España en marcha", ha sido enorme en toda España y hasta en el extranjero. Prácticamente todas las televisiones y todas las radios, todos los periódicos y los medios digitales han hablado repetidas veces de nosotros, alarmados por nuestra unión, nuestra presencia y nuestra actividad, tildándonos de ultras y tergiversando nuestra imagen muchas veces, pero contribuyendo con sus críticas y ataques al conocimiento público de nuestra existencia.
 Los militantes del Movimiento Católico Español y de Acción Juvenil Española que se desplazaron desde Madrid hicieron una parada para asistir a la Misa de Infantes en El Pilar, abarrotado de gente, mientras otros cientos de fieles recorrían las calles con un Rosario público, llevando en andas a la Virgen del Rosario y a Santo Domingo.
 También hubo parte turística. La Misa prevista para las 7 de la tarde no se celebró porque el sacerdote tuvo que hacerla por la mañana. Así que algunos aprovecharon para visitar el Parque Güel, obra del genial Gaudí.
Y para charlar animadamente con camaradas de Barcelona en las terrazas de la Rambla para culminar una jornada grandiosa, que se prolongaría al día siguiente con las beatificaciones en Tarragona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario