Últimas noticias

jueves, 31 de octubre de 2013

El Movimiento Católico Español, en la beatificación de los 522 mártires en Tarragona

Pinchar en las imágenes para verlas más grandes

¡¡¡ La que liamos sin saberlo !!!

 Inmensas caravanas de coches, minuciosos registros, rigurosos controles, miles de peregrinos atrapados. Todo por nuestra culpa. Mea culpa. Pedimos perdón.
 Aunque lo dijimos repetidamente a todos cuantos nos llamaron y entrevistaron. Que no íbamos a hacer ningún despliegue, que no íbamos a dar la nota, que no pensábamos hacer un uso partidista del acto ni desobedecer las instrucciones de la Conferencia Episcopal de no lucir banderas ni pancartas en el acto, aunque no estuviéramos de acuerdo. Simplemente, íbamos como peregrinos, como todos los demás. Es más, la mayoría de nuestros militantes, afiliados y amigos iría con sus parroquias y movimientos, o en familia.
Observamos que las visitas a nuestra noticia sobre la peregrinación arreciaron, con muchísima diferencia sobre otras noticias de nuestra web. Observamos que en la provincia de Tarragona, grandes pegatinas de Acción Juvenil Española recién pegadas fueron fotografiadas y filmadas con detalle por las policías locales y los mozos de escuadra.
Pues bueno, cortaron la principal carretera de acceso al recinto, la C-31b.
Así decía la nota de la Generalidad catalana:
DISPOSITIU especial de trànsit amb motiu de la cerimònia de beatificació a Tarragona

Aquest diumenge 13 d'octubre al matí estarà tallada la C-31b entre Tarragona i la rotonda d'accés a la Pineda i Vila-seca

Amb l’objectiu de minimitzar possibles afectacions viàries aquest diumenge, 13 d’octubre, arran de la celebració de la cerimònia de beatificació que tindrà lloc a Tarragona, el Servei Català de Trànsit (SCT), en col·laboració amb els Mossos d’Esquadra, posarà en funcionament un dispositiu especial de trànsit.

Les mesures especials d’ordenació del trànsit consistiran a tallar la carretera C-31b des de la rotonda d’accés a la Pineda i Vila-seca en sentit Tarragona i des de Tarragona fins a la rotonda d’accés a la Pineda i Vila-seca en sentit Salou. Per tant, els vehicles provinents de Salou i la Pineda seran obligatòriament desviats en aquest punt per la via alternativa, l’autovia A-7. Únicament es permetrà el pas per la carretera C-31b als vehicles degudament acreditats per assistir a l’acte de beatificació. Per tant, tampoc es permetrà l’accés a la carretera C-31b als vehicles provinents de la carretera TV-3146.

L’afectació viària s’iniciarà a les 07 hores i està previst que s’allargui fins les 17 hores aproximadament.

Informació i consells

Els usuaris que circulin pel tram afectat han de seguir en tot moment les indicacions dels agents dels Mossos d’Esquadra operatius.

D’altra banda les afectacions viàries derivades de l’acte es poden consultar a través del 012, del Twitter de l’SCT @transit, el web www.gencat.cat/transit i a través de les cròniques radiofòniques i televisives de diversos mitjans de comunicació.

premsa.gencat.cat/pres_fsvp/AppJava/notapremsavw/detall.do?id=223288


 Así que a la expedición principal, la que provenía de los actos de Barcelona, hubo de ingeniárselas con la ayuda de los ángeles de la guarda. Tras sernos impedido el paso en una rotonda por falta de acreditaciones y por las banderas nos buscamos vericuetos inimaginables por bastantes kilómetros, caminos de tierra, esquivando controles, hasta llegar a la mismísima puerta principal, reservada para las autoridades y los autocares de los obispos. Los guardianes no salían de su asombro. No podían entender cómo habíamos llegado hasta allí. Pero como ellos no eran los encargados de los controles de acceso, no tuvieron otro remedio que proveernos de acreditaciones y dejarnos pasar, exigiéndonos imperiosamente que nos lleváramos los coches. Pudimos aparcar a 50 metros, pues todo estaba vacío, como también los inmensos aparcamientos del interior, que tanta gente pudieron acoger.
 Así fue como llegamos hasta el Altar Mayor. Nada menos. Santa Audacia.
 Otros prefirieron sentarse en las muchas sillas vacías que no pudieron ocupar muchos peregrinos retenidos en los controles.
 Aun así, hubo mucha gente, quizá no tanta como las acreditaciones que se repartieron, con un punto de frialdad en el inmenso recinto de lo que fue Universidad Laboral Francisco Franco, ahora complejo educativo privado, una de las obras favoritas del Régimen, modelo de progreso y justicia social de raíz cristiana.
 Las banderas molestan a algunos, que luego se llenan la boca de libertad, pluralismo, tolerancia y ecumenismo. Tras la ceremonia, las sacamos de su escondite. Así, no desobedecimos, pero no renunciamos a nuestras banderas.
 No fuimos los únicos. Otras banderas de España con el Sagrado Corazón salieron a relucir al final de la misa, en el camino de vuelta.
 Algunas las portaban simpáticos niños de familias numerosas.
 Esto es lo que molesta, lo que le dijo el Sagrado Corazón al Padre Bernardo de Hoyos:
"REINARÉ EN ESPAÑA"
 Después de repartir abundantemente nuestros calendarios, especialmente a los voluntarios, explicándoles que esas eran las banderas de la Santa Cruzada que venció a los enemigos de Dios y de España y que por esas banderas y su victoria rezaban los mártires. Esas banderas son las que libraron a la Iglesia Católica de la persecución, aunque ahora lo quieran ocultar cuidadosamente, como si no tuviera nada que ver una cosa con la otra.
 Desde nuestro solitario aparcamiento vimos que la entrada principal tuvo también otro fin menos elitista que la entrada de autoridades, pues los autobuses municipales recogían en ese punto a muchos peregrinos que se habían trasladado por ese medio al campus universitario, actual complejo educatiu, antes y siempre, Universidad Laboral Francisco Franco.
Por cierto, también estaban aterrados los progresistas que se manifestaban contra las beatificaciones en Tarragona capital, por si aparecían los "peligrosos ultras" y les reventaban el aquelarre.

No podemos dejar de reproducir los comentarios al respecto de la web Germinans Germinábit:
http://www.germinansgerminabit.org/ 

Las hordas que iban a invadir Tarragona

Hacía días que el nacional-progresismo estaba dando la tabarra con que grupos de exaltados iban a comparecer en la beatificación de Tarragona, con afán de politizarla y aprovechar la misma para visibilizar su oposición al secesionismo catalán. Incluso advertían que, en las redes sociales, se efectuaban convocatorias que unían el acto del domingo con la manifestación del día anterior en la capital catalana. ¡Un pack completo: Barcelona el 12 de octubre y Tarragona el 13! La paranoia llegaba al extremo de denunciar que se hubiesen previsto las beatificaciones para el día siguiente al del Pilar. ¡Cómo se atreven!, se alarmaban los amantes de conspiraciones. Ese Rouco, que se levanta cada mañana pensando en qué hacer contra Cataluña, la había armado otra vez y urdía una trama peligrosa: manifestación contra el independentismo y beatificación de mártires de la Guerra Civil.
A la psicosis se sumó gustosa la propia Generalitat catalana, de tal suerte que el mismo helicóptero amenazador, que sobrevoló todo el sábado Barcelona, aleteaba sus hélices por el campus de la Universidad Laboral tarraconense. No contentos con esa vigilancia intempestiva, los Mossos d'Esquadra se encargaban de rastrear concienzudamente cada autocar, no fueran a encontrar un arma amenazante, tipo bandera española, que había sido expresamente prohibida por la organización. La alarma por la presencia de ultrasur camuflados produjo colas kilométricas en el acceso al lugar donde se celebraba la beatificación. Muchos peregrinos llegaron sobre las 13 horas, cuando la eucaristía ya se hallaba en su parte final.

Esos peligrosos holligans que buscaba la policía autonómica y el helicóptero incansable no eran más que grupos de monjas que se habían desplazado para ver cómo se elevaba a los altares a sus hermanas de Congregación. O simplemente peregrinaciones de las diócesis de Jaén, Córdoba o Ciudad Real que, tras pasar toda la noche en autocar, veían como las fuerzas del orden les sometían a un exhaustivo registro, por mor de alguna bandera española o alguna pancarta escondida, que les hizo llegar tarde a la anhelada beatificación.

Pero quién se imagina que estos grupos de feligreses (los mismos que se pueden encontrar en las peregrinaciones a Lourdes o a Fátima) tuviesen algo de peligrosos. En qué cabeza cabía unir la suerte de estos fieles a los cuatro falangistas y dos carlistas que se habían manifestado en Montjuic el sábado. Porque ese era el objetivo del nacional progresismo: demostrar que en las beatificaciones había elementos provocadores.

El ridículo a la hora de criminalizar a los asistentes a la beatificación ha resultado estratosférico. Propio de ese sinsentido que se ha apoderado de Cataluña desde hace un par de años. Por el contrario, la celebración resultó un auténtico ejercicio de sentido común, en el que hay destacar y elogiar, por encima de todo, el buen hacer del arzobispo de Tarragona, monseñor Pujol Balcells. En su haber cabe la movilización de 800 voluntarios (cuya labor se halla en las antípodas del obstruccionismo de los Mossos d’Esquadra); la masiva concurrencia del clero diocesano; la presencia de la escolanía de Montserrat con el canto final del Virolai y la destacada imagen de la Moreneta; la flexibilidad a la hora de conseguir la participación de todas las tendencias; la expresa distinción del cardenal Amato, en su soberbia homilía, a la ciudad tarraconense y a su historia martirial desde los tiempos romanos y, en suma, a que todos los asistentes se hallasen cómodos y acogidos con plena naturalidad. Una beatificación ejemplar. De la que casi la mitad de los mártires eran catalanes. Y el resto de varias partes del resto de España. Una ocasión especial para resaltar cuanto nos une y que poco nos separa. ¡Qué diferencia con nuestra clase política y periodística! Por eso rabiaba el nacional-progresismo eclesial. Y pretendió que fracasara. Con los nulos resultados obtenidos. A pesar de las colas provocadas por la policía de la Generalitat.
 
Uno de los compañeros seminaristas mártires de El Pueyo, viajó desde Manila (Filipinas), con 98 años de edad. Los Mossos de Escuadra detuvieron el autocar en el que viajaban y no pudieron llegar a la ceremonia. Inaudito

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Acción Juvenil Española Share on Blogger Template Free Download.